iLeon.com
publicidad
publicidad
EL TIEMPO
CARRETERAS
SORTEOS
TELEVISIÓN
CINE
ESQUELAS
PATRIMONIO

Las obras del edificio más viejo de Ordoño II dejan irreconocible su fachada protegida

Jesús María López de Uribe
10/01/2018 - 09:20h.
El resultado de la 'reconstrucción' del primer inmueble construido en la avenida principal de la ciudad, que acogerá un centro comercial y un pasaje hasta San Agustín, causa un fuerte impacto visual al no respetar ni los colores ni las ventanas ni los materiales originales. Y todo en un inmueble que es adyacente al Ayuntamiento de León.

El abocinado de las ventanas de la fachada protegida en el resultado de las obras del edificio que albergará un centro comercial con el nuevo pasaje entre San Agustín y Ordoño II ha dejado irreconocible a la fachada del primer edificio construido en la céntrica avenida leonesa, que es justo el adyacente a las oficinas centrales del Ayuntamiento de León.

Un simple vistazo a las fotografías anteriores a la reconstrucción de este histórico inmueble (puesto que fue el primer edificio que acogió la sede del Gobierno Civil en la provincia), deja claro que la dirección de la obra decidió abocinar las ventanas y colocar materiales absolutamente distintos para el cierre de las ventanas, aunque conserve la rejería de los balcones.

El abocinado de las ventanas y los materiales de las mismas difieren del original, la fachada sólo conserva el enrejado.
El abocinado de las ventanas y sus materiales difieren del original; la fachada sólo conserva el enrejado.

Según expertos consultados por iLeon.com, el resultado de las obras es considerado "bastante torpe", ya que se ha realizado con materiales poco adecuados, sin ritmo de continuidad con los viejos edificios adyacentes, cambiando los colores originales y con un abocinamiento en los ventanales que no existía en la fachada original; lo que viene a ser un trabajo "con resultados especulativos más que de conservación".

Reducción de protección urbanística desde 2007

Según los informes del Ayuntamiento de León para el proyecto de esta reconstrucción, el edificio del número 12 de Ordoño II, estaba en un grado 3 de protección antes del año 2007, pero el equipo de Gobierno de Mario Amilivia aprobó en pleno en marzo de ese año la aprobación definitiva de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana para rebajarlo a nivel 4. Un expediente que mantuvo el PSOE, con Francisco Fernández como alcalde y Francisco Gutiérrez como concejal de Urbanismo y que aprobó de forma parcial la Junta en 2010 para refrendarlo de forma definitiva el 15 de noviembre de 2013 con el popular Emilio Gutiérrez al frente de la Alcaldía.

Los bocetos del proyecto original contemplaban usar madera, conservar el altillo y no abocinar las ventanas, pero no se ha cumplido.
Los bocetos del proyecto original contemplaban usar madera, conservar el altillo y no abocinar las ventanas.

Así, el inmueble (con ficha de catálogo número 87) pasó de una protección patrimonial que no permitía más que su reconstrucción en su nivel 3, con las mismas dos plantas, a otra (la de nivel 4) que permite "la restauración, conservación, consolidación, rehabilitación,  de nivel elemental, básica e integral, reestructuración de nivel parcial, total y con adición de volúmenes, y adición de plantas".

Según la descripción del Catálogo de Bienes y Elementos Protegidos del Plan Especial del Conjunto Urbano de la Ciudad de León, el edificio fue construido "al final del siglo XIX como sede del Gobierno Civil" (lo que hoy se denomina la Subdelegación del Gobierno), "formando parte de la manzana central de la nueva calle Ordoño II" (o Paseo de las Moreras en aquel momento), "que fue destinada íntegramente a edificios oficiales. Aparece ya como manzana configuradora en el primer plano del Ensanche elaborado por Ruiz de Salazar".

El resultado de las obras, que comenzaron en febrero de 2015 para un criticado nuevo centro comercial y que ha llevado a cabo la UTE Rey Ordoño (formada, entre otras, por las constructoras Domingo Cueto y García de Celis), ha dejado la vieja fachada a la vista como si fuera un edificio de nueva construcción. Y la marquesina del tejado, aunque es la original restaurada, "está colocada como un pegote, sin separación alguna con las tres nuevas plantas, lo cual es todo lo contrario a una buena conservación del espíritu arquitectónico del edificio original", según afirman los expertos consultados. Éstos indican que un ejemplo de "lo que sería una reconstrucción respetuosa con el edificio original" sería la del edificio de Padre Isla, 44 y no el "feo resultado" de esta intervención, "que ni siquiera respeta el ritmo de las alturas de los edificios adyacentes".

Así era la fachada del primer Edificio de Ordoño II, que albergó el Gobierno Civil de finales del siglo XIX y principios del XX.
Así era la fachada de la primera cas de Ordoño II,  el Gobierno Civil de finales del siglo XIX y principios del XX.

Salvo los enrejados originales de los balcones, el resultado final no recuerda para nada la configuración de las ventanas de madera a ras de fachada del primer edificio decimonónico de la avenida principal de la capital leonesa. Hasta el altillo que se conservaba en los bocetos originales de la reconstrucción ha desaparecido en el tercer piso. Además, los materiales de las ventanas son de PVC, con lo que cualquier parecido es pura coincidencia; salvo en los huecos de las mismas, que, al menos, siguen en su sitio.

Así ha quedado la fachada del primer edificio de Ordoño II, perdiendo el altillo del tercer piso.
Así ha quedado la fachada del primer edificio de Ordoño II, perdiendo el altillo del tercer piso.
Comentarios
publicidad
Y además ...
publicidad
Comparte